lunes, 28 de diciembre de 2015

La Cartagena que se fue


LA CARTAGENA QUE SE FUE

Pedir un bocadillo de tortilla
y rendir culto al dios Baco
en el viejo bar Taibilla.
Comprar un libro o dos en Espartaco
o, por sólo cien pesetas,
un tebeo en la estrecha tienda aquella
de Alcaraz en la Serreta.
Ir veloz, como centella,
a ver alguna peli en el Mariola.
O acercarse al Almarjal
a ver al Efesé darle a la bola.
Ciudad de vieja postal,
junto al mar el submarino Peral.

(c) JAPM, 2015


miércoles, 20 de mayo de 2015

Si en ajados sillones



SI EN AJADOS SILLONES


Si en ajados sillones nos viésemos,
bajo tristísimas luces de pobreza,
en soledad muy sola
y en dolida vejez,
saber, sentir, que existió un minuto
en que fuimos dorados,
como la luz en los óleos de Lorrain.
Y acariciar ese recuerdo como a un gato,
como a un gato principesco,
y aceptar -entonces sí- la muerte.

(c) José Alfonso Pérez Martínez, 20 de mayo de 2015


sábado, 9 de mayo de 2015

La voz


La voz
La voz de Orson
La voz de Orson Welles
La voz de Orson Welles en mi memoria
La voz de Orson Welles diciendo Rosebud
La voz de Orson Welles desatando el pánico en la radio
La voz de Orson Welles ante la catedral de Chartres
La voz de Orson Welles en la piel de Falstaff
La voz de Orson Welles
La voz de Orson
La voz

(c) José Alfonso Pérez Martínez


Orson Welles, en 1937


miércoles, 21 de enero de 2015

DAD AL AIRE MI VOZ: LA OTRA

DAD AL AIRE MI VOZ: LA OTRA: Viviendo a la otra consigo ambientar la ficción y reclamo el paseo por el olvido.. Hermética sensación donde la calidad de lo que ella ...

domingo, 28 de diciembre de 2014

El camino más largo

Álbum Digital del cantautor y poeta Vicente Llorente.


miércoles, 15 de octubre de 2014

SER FIEL A UNA LOCA por Begoña Leonardo

Soy tan mía
tan yo dilatada y muda
que la distancia se presenta
como una sórdida invasora.
Agité la razón perdida
por si quedaba  resto suficiente
acicalé la maldición insomne
por si aparecía un día merecedor de mi.
Traté de ocultar el pie muerto
debajo de la ceguera.
El suculento desayuno
de hirientes sueños
se tornó felicidad derretida
diluida
vertida.
Ser fiel a una loca
que me dicta versos dislocados
vueltos, vomitados.
Ser  delatora de una que se abre el corazón
en cada renglón
que supura derrota
que no sabe
que se abraza a la duda
y puede
siempre puede
poner las entrañas en el aparador.


Disqus for Licuadora de letras