lunes, 4 de junio de 2012

La mujer de la Torrecilla, Claudia Ponce

LA MUJER DE LA TORRECILLA Te veo asomada en la Torrecilla, soy una privilegiada, pocos son los que han tenido mi suerte, pocos son los que te han visto, tu pelo largo, la túnica negra flotando a tu alrededor. La historia cuenta que aquel barco que se hundió frente al muelle, te contaba entre su tripulación; que los cuerpos de los otros aparecieron flotando río abajo a las pocas horas pero el tuyo nunca se encontró. Desde entonces algunos, contados, empezaron a verte en la Torrecilla de la casona desde donde puede observarse, en los días de bajante, la punta de la proa de tu barco hundido. Hoy te veo y pido al Cielo que finalice tu peregrinar. Clau

Disqus for Licuadora de letras