viernes, 19 de octubre de 2012

Félix





FÉLIX

Abajo, la Tierra toda,
las naciones, los odios, las envidias,
el amor también, y el arte.
Los mares, las selvas,
las innumerables bestias.
Arriba, el infinito espacio.
Y, en medio, suspendido,
en lo más alto del cielo, Félix,
cayendo luego,
como un Ícaro moderno.
¿Qué sintió antes,
en esos largos segundos
en que tuvo a sus pies el mundo?
Nunca podremos saberlo.

© José Alfonso Pérez Martínez, 2012


Disqus for Licuadora de letras